La ciudad renovable

Smart cities and ecofriendly attitude

La estructura de Tokyo

La ciudad de Tokyo puede parecer un caos desestructurado, un crecimiento urbano descontrolado y de hecho así es. Se podría resumir como una superposición de redes e infraestructuras. Pero dentro de este desorden destacan las estaciones de trenes que conectan la ciudad.

En conjunto funciona como una ciudad polinuclear, donde cada estación supone un foco de actividad y movimiento. Alrededor de las estaciones se desarrolla una área de influencia. A medida que nos alejamos de estos focos la densidad baja: la altura de los edificios disminuye, aumentan las viviendas y hay menos actividades comerciales. Se podrían entender como pequeñas ciudades independientes interconectadas entre si con trenes.

En resumen Tokyo es una ciudad de redes y nodos. Se aleja de nuestra visión de ciudad occidental en la que se prioriza la simetría y el orden ortogonal. No se podría decir que esta estructura de ciudad sea incorrecta, ¡porque ahí está y en funcionamiento! Pero seamos críticos.
Los nipones tienen desplazamientos de 2 a 3 horas en tren para ir a trabajar, lo cual puede ser indicador de que algo falla. Las residencias más características son de baja altura y con un pequeño jardín, esto les provoca problemas de espacio en superficie y por lo tanto tienden a crecer en altura en puntos concretos. De estos dos parámetros el que falla no es que las viviendas sean bajas o altas sino que los desplazamientos son duraderos y largos, aunque la red de trenes funcione impresionantemente bien.


Por lo tanto un esquema de ciudad polinuclear que debería funcionar bien parece ser que no lo hace desde el punto de vista de la movilidad.
¿Que está pasando? La ciudad polinuclear consiste en tener diversos focos donde centralizar diferentes actividades, haciendo que haya más variedad y los usos estén más repartidos en la ciudad. ¿Entonces porqué no funciona bien en Japón? Quizá sea por las dimensiones que abarcan estos focos, o por la baja densidad de viviendas, o porque los usos y actividades todavía quedan demasiado sectorizados y no se mezclan.

En Barcelona se está empezando a estructurar de esta forma, con centralidades como la Illa, el 22@, el Forum, Plaza España, intercambiador de Sagrera, etc. Pero la escala de estas actuaciones está más controlada y acorde con el tamaño de la ciudad, los desplazamientos son más cortos y la descentralización creará más puntos de interés repartidos. Para completar el esquema sería ideal que estos nuevos focos de interés quedasen conectados por un recorrido de verdes, favoreciendo al peatón y la bicicleta.

El post original lo publiqué en mi primer blog UrbanR2

Por el número de visitas veo que está teniendo mucho éxito este post, así que he decidido apoyar la información con más fotos que tomé desde la Torre de Tokio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19/03/2012 por en Urbanismo y ciudad y etiquetada con , , , , .

Urbano y ecológico presenta

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Estadísticas del blog

  • 18,614 visitas
A %d blogueros les gusta esto: